• 21/octubre/2009 •

Piñera, MEO, Frei o Piñera, Frei, MEO

<b>Aldo Cassinelli</b><br>Administrador Público y académico de la Universidad Central.

Aldo Cassinelli
Administrador Público y académico de la Universidad Central.

Por más que a algunos le moleste, estamos en época de encuestas. En ningún otro momento del acontecer nacional se realizan tantas mediciones de opinión que as portas de una elección, y si esta es Presidencial, mayor aún el despliegue desarrollado.

Bueno, si hay encuestas, hay gente que opina sobre ellas. Las encuestas sirven para muchas cosas, afinar estratégias, cambiar posturas, definir apoyos, construir realidades políticas y también explicarlas, con toda la carga de subjetividad que ello tiene.

Ayer martes hemos recibido una nueva muestra, esta vez realizada por CERC, el Centro de Estudio de la Realidad Contemporánea, liderado por el destacado politólogo Carlos Hunneus y que ya tiene un par de décadas haciendo este trabajo de medir la opinión de los chilenos. Hago esta descripción, precisamente para aquellos que ya están harto de ver encuestas y empresas encuestadoras que aparecen y desaparecen con la rapidez de sus resultados.

Entrando de lleno en los resultados de la muestra, hay un dato que en lo personal siempre me atrae y que dice relación con quién cree usted, -así dice la pregunta- independiente de su intención de voto será el próximo Presidente. Esta es una pregunta muy interesante, pues nos demuestra la percepción de triunfo que existe en la población para un candidato determinado. Sebastián Piñera sigue liderando este indicador y sube cinco puntos, para lograr el 52%. El candidato de la Concertación tiene una baja de tres puntos, alcanzando 21%. Marco, a quien un líder de la Concertación trata “cariñosamente” de Marquito, se arranca con 7%, en este ítem.

Esto es consistente con los apoyos que se entregan a cada candidato de parte de los votantes de los partidos que los respaldan, mientras en la UDI y RN sobre el 80% creen que Piñera será el próximo presidente, sólo el 69% de la DC espera que Frei sea el futuro presidente. No deja de llamar la atención el apoyo que se desprende del PPD, donde el 40% se inclina por Piñera y el 45% por el candidato de su propia coalición.

Llegamos al punto en el cual se centran todos los análisis de encuestas, y es por quién votaría usted en las próximas elecciones. La sorpresa aquí no está en quien lidera la intención de votos, sino en la disputa ´por el segundo lugar. Y por qué esta tan importante el segundo lugar, se preguntará usted. Porque en un escenario donde nadie tiene los apoyos para ganar en primera vuelta, la gran incógnita está en quien será el competidor de Piñera en el ballotage.

Hace ya unos días que se viene especulando con la posibilidad que el candidato independiente, Enríquez-Ominami, pase a segunda vuelta o por lo menos que le dispute esa opción al candidato oficialista, lo cual sería un gran logro para el primero una colosal derrota para el segundo y su coalición.

Vamos a los datos, un 41% se inclina por Piñera, un 20% por Frei y el mismo porcentaje para Marco Enríquez-Ominami y Arrate sube al 3%. Bueno, aquí vienen las explicaciones, y estoy seguro que serán muchas y de muy variado tenor. Sólo señalaré un par, dejando espacio para que otros también puedan opinar al respecto.

La primera, estamos frente a un empate y bajo dicha situación el bendito margen de error es significativo, es más, ese 3% fue la diferencia del triunfo de Lagos frente a Lavín el 2000. Sirve para ilustrar lo importante que son esos pequeños números en contiendas tan cerradas como las que vivimos hoy.

Por otro lado, surge la pregunta al saber que el gobierno y parte de su equipo está apoyando desde ya, no sólo con declaraciones, sino partiendo a su comando, al candidato oficialista. Tan compleja es la situación que lo que teníamos preparado para la segunda vuelta hay que adelantarla porque si no, no pasaremos. Es una interrogante no menor en este momento y nos obliga a estar muy atento a las decisiones de dicho comando y del gobierno en torno a su candidato.

Como muy pocas cosas en la vida, esto sí tiene otra vuelta.

Aldo Cassinelli.

Relacionados: