• 14/enero/2010 •

Polémico Bono Marzo: Piñera versus Frei

<b>Mahia Saracostti</b><br>
Directora Trabajo Social Universidad Andrés Bello.

Mahia Saracostti
Directora Trabajo Social Universidad Andrés Bello.

A días del balotaje, Eduardo Frei ofrece un “bono marzo” como lo había anunciado Sebastián Piñera en Agosto 2009. Algunos han considerado que esta medida de Frei es una copia burda y de última hora; otros lo han definido como una nueva estrategia de protección social dirigida a los escolares y sus familias que se ha implementado en algunos países desarrollados.

Lo importante es leer entre líneas y comprender que los dos tipos de bonos no son lo mismo. ¿Cuáles son las similitudes y diferencias? ¿Cuál de los dos beneficios preferirían las familias chilenas? ¿Quién decide más eficientemente como gastar los recursos asociados a estos bonos, las personas o el estado?

Piñera y su bono de libre disposición

El equipo económico de Sebastián Piñera ha explicado que en marzo 2010 se entregará un bono de libre disposición equivalente a 40 mil pesos por carga familiar a los sectores más vulnerables. “Dará un significativo alivio para la clase media y los sectores más necesitados”, indicó Piñera, considerando que en esa fecha se deben “pagar matrículas escolares, uniformes y útiles, patentes y contribuciones y las primeras cuotas de los créditos de Navidad”. La figura de libre disposición del beneficio implica que las personas podrán decidir cómo y en qué utilizar los recursos provenientes del bono. Este bono, en definitiva, podría ser utilizado para la compra de útiles y uniformes escolares o para la satisfacción de otras necesidades, lo cual es decidido por cada una de las familias beneficiarias. Las familias deciden en que utilizar los recursos.

En el caso de la propuesta de Piñera, el bono se entregará a 4.084.000 personas – más de 1 millón de familias – lo que incluye a los beneficiarios del Subsidio Único Familiar (SUF), a los del programa de asignación familiar y maternal y del programa Chile Solidario. La medida tendrá un costo cercano a US $ 290 millones, que se financiarán a través del Tesoro Público y que estaría contemplado en el presupuesto de 2010 y dentro del concepto de Balance Estructural.

La razón para entregar este bono en el mes de marzo, según Larroulet, es que se “ha demostrado claramente que en el mes de marzo del 2010 hay una necesidad determinada por una tasa de desempleo que sería mayor que la de marzo 2009 y una situación en que la economía chilena va a estar recién empezando a mejorar”.

Frei y su financiamiento estatal de uniformes y útiles escolares

El candidato oficialista Eduardo Frei, no ha ofrecido un bono de libre disposición sino, que está promoviendo el financiamiento estatal de uniformes y útiles escolares. Frei ha señalado que desde el 2011 se entregarán de manera gratuita uniformes y útiles escolares a las personas de escasos recursos, para absorber el gran gasto del mes de marzo. El estado decide en que utilizar los recursos.

En ese sentido, Frei ha señalado que como no se puede aprobar de manera rápida el proyecto planteado, en marzo de este año se entregará un bono de $30 mil, que marca la diferencia con el bono que promete Sebastián Piñera. Con posterioridad al año 2010, este beneficio se constituiría en un derecho social en donde el gobierno proporcionaría útiles y uniformes escolares de forma permanente, estipulado a través de una ley dictada para dicha finalidad. “Un niño que ingrese a primero básico recibirá su uniforme y sus útiles escolares durante los próximos 12 años”, puntualizó el candidato presidencial oficialista, Eduardo Frei.

La medida de Frei, por su parte, beneficiaría a más de dos millones de escolares de los tres quintiles más pobres de la población y costaría cerca de US $ 140 millones, que saldrían de los fondos de libre disposición que heredará de la Administración Bachelet.

Con las precisiones entregadas, vuelven a adquirir relevancia las interrogantes planteadas en los primeros párrafos. ¿Cuál de los dos beneficios preferirían las personas y familias chilenas? ¿Quién decide más eficientemente como gastar los recursos asociados a estos bonos, las personas o el estado? ¿Qué piensa usted?

Mahia Saracostti.

Publicado: 14/01/2010

Relacionados: