• 10/marzo/2011 •

¿Postnatal Principio utilitarista o dignidad de las mujeres?

<b>Cecilia Aguayo Cuevas</b><br>Directora Escuela Trabajo Social Universidad Andrés Bello.

Cecilia Aguayo Cuevas
Directora Escuela Trabajo Social Universidad Andrés Bello.

El proyecto de ley que amplía el postnatal a 6 meses es una promesa de campaña con matices importantes de destacar. En primer lugar, el beneficio no será para todas las mujeres y se focaliza al permitir que accedan a él trabajadoras con contrato de trabajo vigente y que cotizan en forma independiente mes a mes, cerca de un 80% de quienes perciben un sueldo con un tope de 30 UF mensuales (650 mil pesos).

Así mismo, las mujeres que ganan más y quieren privilegiar su carrera (palabras de la ministra Matthei), podrán volver a trabajar bajo la modalidad de flexibilidad laboral. Contarán con 12 semanas obligatorias de posnatal y luego podrán optar por trabajar a tiempo parcial y evitar así una disminución de sueldo.

La “flexibilidad laboral” y “focalización” dejan dudas éticas importantes. Debemos reflexionar hasta qué punto los criterios del proyecto de ley dan cuenta en justicia a un bien que es mayor, al bienestar y calidad de vida de nuestros hijos en sus primeros años de vida y a la calidad laboral de las mujeres chilenas.

Se deja entrever un principio utilitarista donde el carácter universal del derecho a la vida (tener un hijo) y el de la dignidad en los primeros años de un ser humano, se transa por criterios económicos. Es decir, aquellas mujeres que “privilegien” su carrera y que perciban ingresos inferiores a los $650 mil, van a posponer la decisión de tener hijos hasta alcanzar mayores ingresos. Por su parte, aquellas con mayores ingresos, deberán decidir si vuelven a trabajar luego de las doce semanas de posnatal obligatorio, para mantener su nivel económico.

Al reflexionar debemos tomar conciencia que son decisiones también éticas las que están en el fondo de un proyecto como éste. Se requiere que como ciudadanos deliberemos bien, para tomar buenas decisiones que permitirán legitimarnos ante una sociedad que nos interpela día a día en nuestro quehacer social, político y profesional.

Cecilia Aguayo Cuevas.

Publicado: 10/03/2011

Relacionados: