• 27/marzo/2015 •

Resguardo salud mental de niños en situaciones de crisis

<b>Marcelo Sánchez Ahumada</b><br>Gerente GeneralFundación San Carlos de Maipo

Marcelo Sánchez Ahumada
Gerente GeneralFundación San Carlos de Maipo

Nuevamente nos enfrentamos a una situación con evacuaciones masivas y estado de excepción. Lamentablemente la realidad nos muestra que las acciones y obras  preventivas no han sido suficientes.

El año pasado la Fundación San Carlos de Maipo desarrolló, junto a Achnu, Save the Children y la Fundación Marista para la Solidaridad, un trabajo preventivo orientado a resguardar la salud mental de niños/as en las catástrofes de Alto Hospicio y Valparaíso. El proceso duró 4 meses y atendió a más de 600 niños y sus familias, instalando espacios amigables en Colegios, espacios comunales y otros. Adicionalmente, la Fundación San Carlos de la Sociedad de Canalistas de Maipo,  implementó directamente  trabajo terapéutico a niños y padres afectados del Jardín la Providencia en Cerro Merced.

De esas experiencias hemos podido observar la necesidad de redefinir  políticas públicas descentralizadas, responsables y financiadas, que operen bajo protocolos de emergencia.

La priorización en la emergencia suele ser  la salud física de los evacuados y Resguardo salud mental de niños en situaciones de crisis

restituir  sus necesidades básicas, pasando por alto la Salud Mental en especial de niños/as afectados, que frente a esta falta de acción, desarrollan cuadros de angustias o patologías más severas que pueden afectarles en su desarrollo futuro.

Los niños, en aparente proceso de adaptación a la situación, requieren más que nunca ser atendidos y acompañados frente a la exposición de información de la catástrofe, mediando la comprensión del adulto responsable y la forma en cómo él será capaz de transmitir adecuadamente la situación en su lenguaje, manteniendo la calma y creando un espacio de seguridad afectiva.

En el manejo temprano, de los efectos de la catástrofe, se hace necesario articular los distintos equipos de salud mental, evitando la sobreintervención y estableciendo roles muy claros en torno a los aspectos relevantes, según la población priorizada.

Creemos que es importante que sin perjuicio de las coordinaciones de la atención de salud mental, se fortalezcan dispositivos concretos para la infancia en situaciones de Emergencias como las que estamos claros seguirán sucediendo en nuestro país.

 

Marcelo Sánchez Ahumada

Relacionados: