• 11/septiembre/2009 •

Saber de fútbol

<b>Rodrigo Herrera Castro</b><br>Periodista y comentarista deportivo de Mega.

Rodrigo Herrera Castro
Periodista y comentarista deportivo de Mega.

Recientes experiencias me hacen pensar que existen distintas dimensiones en el conocimiento del fútbol. Por décadas, los periodistas deportivos hemos sido atacados por el hecho de no haber sido futbolistas. «Que sabes tú de lo que es un vestuario, de lo que pasa en la cancha» es el argumento más usado por aquellos que buscan descalificar opiniones. Pienso en 3 nombres: Bielsa, Maradona y Tocalli, todos ex futbolistas, todos con medallas que mostrar, todos gente de fútbol. Voy a partir con el entrenador de Colo Colo.

Hace unos días conversando en la radio con el gerente de Blanco y Negro, Luis Baquedano, me decía de que nunca había visto en Pedreros un trabajo tan prolijo, profesional y detallista como el de Hugo Tocalli. Que es muy táctico, que examina al dedillo al rival, que nada escapa a su control, todos argumentos que nos conducen a la conclusión de que el señor Tocalli sabe de fútbol. Ahora bien, ese saber de fútbol no significa, necesariamente, que sea un buen entrenador. No se si su mensaje no es bien comprendido por los jugadores o si el propio DT no lo sabe expresar, pero no hay que ser un erudito en este deporte para darse cuenta que desde que llegó a Colo Colo el equipo juega cada vez peor y sus decisiones bajo presión, con la obligación de cambiar el curso de un partido, siempre pasan por sumar gente adelante sin una idea estratégica definida y sin que los cambios contribuyan a aumentar el volumen ofensivo del equipo. El adiestrador argentino confunde más de lo que aclara y el saber de fútbol, en este caso, no le aporta las luces que necesita.

Vale la pena aclarar que siempre va a ser más fácil detectar los problemas observando de afuera que desde adentro, pero para eso estamos los periodistas.

Sigamos con Maradona. Diego es un tipo informado, que pasa todo el día viendo fútbol, conoce a la mayoría de los jugadores argentinos que están en la primera y segunda linea de Europa y cuando habla es capaz de desmenuzar claves tácticas complejas con una valorable simpleza expresiva. ¿Sabe de fútbol Diego Armando?… Por supuesto que sí, pero aquello no le ha servido para hacer jugar bien a la Argentina. Se equivoco en plantear tácticamente el partido con Brasil, a Messi lo hace jugar en un puesto que no le acomoda y el seleccionado carece de identidad, al punto de parecerse más a un rejuntado que a un verdarero equipo. En este caso, saber de fútbol tampoco garantiza nada.

Marcelo Bielsa, el venerado técnico de la selección chilena, debe estar entre los 5 mejores entrenadores del mundo y todos sabemos lo erudito que es, como trabaja y el sello que le ha entregado a la selección chilena. El hombre sabe, pero aquello no lo libra de tomar decisiones controversiales y – a veces – equivocadas. A la gran mayoría le gustó la forma en que le jugó Chile a Brasil, morimos en nuestra ley pero, ¿Habra sido lo más conveniente seguir atacando con desenfreno a los brasileños después del 2 a 2?. ¿Que pensaríamos sobre lo que pasó en Bahía, si al final de las eliminatorias nos quedamos fuera del mundial por un punto, por ese preciso punto que no aseguramos?.

Sólo coloco este tema al debate, pues a mi me agrado mucho lo que hizo la roja y no me importa perder luchando como se luchó. Esto no quita que Bielsa muchas veces yerre estrategias, se equivoque en los cambios o en las formaciones más frecuentemente de lo que uno se da cuenta. Como a la selección le va regularmente bien, estos errores pasan a segundo plano, pero de que existen, existen. Será que la dinámica del fútbol es así, en este deporte la equivocación es parte del juego y para tener éxito no basta sólo con tener claro lo que se quiere hacer, sino también estar convencido de aquello, convencer a tus jugadores, asesorarse por gente que contraponga tus puntos de vistas y poseer una fuerte capacidad de autocrítica para reconocer cuando se mete la pata. Me faltó un detalle, tener la cabeza fría en los buenos y en los malos momentos, una capacidad que si tiene Bielsa y con la que no cuentan ni Maradona ni Tocalli.

Rodrigo Herrera Castro.

Relacionados: