• 10/agosto/2010 •

¿Somos felices los chilenos?

<b>Loreto Ibañez Fontan</b><br>Licenciada en Ciencias de la Comunicación. Magíster en Persuasión, Propaganda y Manipulación de Masas. Ha trabajado en varios medios de prensa, principalmente en Televisión. Como discípula de importantes escritores de la talla de Pía Barros, Pablo Simonetti y Andrés Rojo, ha ganado varios concursos Literarios, en un género que ella misma define como "realista y pornosoft... la realidad oculta que cada uno de nosotros lleva dentro".

Loreto Ibañez Fontan
Licenciada en Ciencias de la Comunicación. Magíster en Persuasión, Propaganda y Manipulación de Masas. Ha trabajado en varios medios de prensa, principalmente en Televisión. Como discípula de importantes escritores de la talla de Pía Barros, Pablo Simonetti y Andrés Rojo, ha ganado varios concursos Literarios, en un género que ella misma define como "realista y pornosoft... la realidad oculta que cada uno de nosotros lleva dentro".

El sólo titular me pareció burlón cuando el pasado sábado leí el reportaje publicado en un suplemento del Diario El Mercurio. Y la pregunta tan básica, como elemental, resultó el «gancho» preciso para largarme a escribir al respecto. Todo porque según la Encuesta Anual de la Universidad Diego Portales realizada (no especifica a cuántos) chilenos mayores de 18 años, residentes en 86 comunas del país, representaría al 70 por ciento de la población chilena… y créanlo, el estudio «autoasegura» que su nivel de confianza es de un 95 por ciento.

Claro que yo me declaro en total desconfianza. Primero por sus «particulares categorías a analizar» y segundo por la PARADOJA comparativa que plantea Gallup sobre el mismo asunto, del cual se desprende que tras encuestar a personas de 155, los primeros lugares del Ranking «Felicidad» se los llevan los nórdicos como Dinamarca Noruega y Suecia, y nuestro querido Chile, aparece en el puesto 35; esto es dentro del primer tercio… Sin embargo, lo curioso es que de acuerdo al Ranking de «Negatividad, también realizado por Gallup -asesorado por el experto en Felicidad, Ed Diener- aparecemos en el número 24 muy cerca de países tan sufridos como Haití y Camboya.

Entonces ¿tengo o no tengo razón cuando digo que da para pensar? O somos un país de mentirosos, o somos un país de… ¡¡¡mentirosos!!!. Y cuando me refiero a «mentirosos», no puedo evitar entrar en otro concepto, a mí juicio (creo que algo me queda) mucho más trascendentes: EL DOBLE ESTANDAR….

Si se quieren divertir, y reír de buena gana (aquí quiero decir que la invitación está abierta para reírnos de nosotros mismos), estos son algunos de los resultados de la última encuesta UDP sobre «Felicidad en los Chilenos»…

-Un 91,9 por ciento de los chilenos, es «feliz» en sus relaciones familiares (será porque las familias «univalentes» se han duplicado en los últimos 10 años)

-Un 90,5 por ciento, es «feliz» con su vida en general (¿donde quedaron las aspiraciones?)

-Un 85,5 por ciento, es «feliz» (aquí opino que todos estamos autorizados por mi jefe para «cagarnos» de la risa») con su vida de pareja

-y un 84,4 por ciento (acá ya ni siquiera necesitamos autorización para «recagarnos» de la risa) con su vida sexual.

-pero ni hablar del 82,3 por ciento de chilenos que está «feliz» con su trabajo…. seguro les encanta levantarse a las cinco de la mañana, muero de frío, para mamarse dos horas en un sistema de transporte público «de lujo» y cada día más caro, considerando que los salarios no suben ni en piojos desde no sé hace cuántos años. Tal vez en este último punto estoy siendo un poco injusta y no me he dado cuenta que un irónico 82,3 por siento están felices con su trabajo pues su labor diaria principal consiste en «RASCARSE LAS PELOTAS» (o sus equivalentes)… lo dije ¿¿¿¿Y QUE???

Tras tanta «SERIEDAD» (a mí no me vienen con cuentos) como suelen demostrar muchas encuestas, no me quedó más que llamar a mi nuevo terapeuta, el doctor Cristián Lucero, quién me ayudó a enfrentar todas mis dudas respecto de LA FELICIDAD…

Nuestra primera conclusión es que la FELICIDAD, si no es fragmentada, es PATOLOGICA (iba a decir «patiológica», porque lógicamente estoy de patio, pero me contuve).

En segunda instancia, le rogué que me explicara qué es la FELICIDAD, pero ni él ni yo quedamos conformes, por eso partí a revisar mi «archivo personal», y con la ayuda de un experto (ésto porque me brinda inonfesables y placenteros «fragmentos»), encontré un artículo llamado «Por qué los hombres quieren ser como MAD MEN»… y ahí sí encontré el Secreto de la Felicidad:

«Don Draper es un publicista neoyorquino que lo tiene todo: prestigio, una familia, una casa en los suburbios, y una botella de whisky en su escritorio. Pero ante todo, tiene esa hombría tradicional que su género tanto extraña» (imposible no compararlo con Dr. House).

¿Y saben cuáles son algunas de sus «recetas magistrales»? (no, no hablo de las que prepara el terapeuta sino de las de Draper respecto de la Felicidad)

¡¡¡No van a creerlo!!!…. pero yo ya ni me asombro.

«Pasa tus momentos de crisis con tu amante»

«Empieza el domingo con un par de Bloody Marys»

«Lo que llamamos Felicidad, fue inventado por tipos como yo para vender pantys»

Y he aquí mi favorita… «La publicidad se basa en una sola cosa: La Felicidad, y la Felicidad no es más que el olor a auto nuevo»

Creo que las explicaciones sobran. Lo que es yo, hace tiempo que no era tan feliz (y ojo que si existe algo que detesto es mentir en las encuestas y caer en el doble estándar)… Siempre supe que la Iglesia «se vendía», pero mi Felicidad fue extrema cuando comprobé que no estaba yo tan equivocada… ME ALEGRA QUE LA IGLESIA HAYA DECIDIDO VENDER EL 67% DE SU PARTICIPACION EN EL CANAL DE TELEVISION DE LA UNIVERSIDAD CATOLICA, y me alegra también que Luksic sea quien haya comprado… ESO SI, y como la Felicidad siempre se presenta FRAGMENTADA, creo que mi próximo evento será cuando Piñera decida de una vez vender participación en Colo Colo, y sume la venta de Chilevisión (o en otras palabras… se ¡¡¡deje de huevadas!!!)

***Ahora me voy a seguir revisando «archivos personales» para ver de qué «material» me rio la próxima semana (miren que este week end, el «material» fui yo.

Atenta y Felizmente saluda a ustedes sin ningún doble estándar…

Loreto Ibáñez Fontan.

Publicado: 10/08/2010

Relacionados: