• 12/junio/2019 •

Tecnológicas y la Competencia

El gran auge existente en cambios tecnológicos, dice de la gran etapa que probablemente estemos viviendo no solo como usuarios, la oportunidad de nuevos emprendimientos que a lo menos, concreta muchas ideas en menor tiempo y con mayores expectativas. La vanguardia cada día más nos desafía a otros detalles, algo así como renovación de idea empresa pero sobretodo, la firme convicción de que las nuevas demandas son en síntesis, la demostración de que los productos así como servicios, han dado un golpe al timón con destreza prometedora, aunque la preparación para ser parte de ello sea más específica.

La línea presupuestaria, el acceso de los usuarios y la formalidad de proyectos. Son tres asuntos que están cambiando en esencia lo que llamamos empresas de la nueva generación. Dice además que en lo práctico, hace sentido que la modernización involucrada pautee finamente la calidad como también cercanía con tal de poder asociarse de forma más personalizada en cualquiera de los productos que se demanden, incluso, en el cotidiano. Finalmente, lo que hace la digitalización, es dar sintonía menos tediosa y con más claridad a la hora de dar a conocer un mínimo de solicitud a quienes pueden proveer a tal llamado.

Información

Una primera observación respecto a la tecnologización de los servicios, es dar cuenta de la cantidad de información que se está transfiriendo en este estado de comunicación masiva y virtual. Es de esperar entonces que, la mirada de los usuarios tenga claro que estos asuntos de identidad como también detalles en el consumo, es decidor en la evaluación y comportamiento de la población en materia estadística y seguridad. Lo central está, digamos, en saber familiarizarse con estos avances, sino tener un poco más de atención y formulación de compra-venta, lo más requerido virtualmente.

Servicios

Lo cierto por ahora es saber que los servicios correspondan a una realidad alcanzable. Decimos esto, ya que la tentativa que tienen estos elementos por retener la atención por medio de marketing, es un asunto de madurez publicitaria y conceptos claros de legalidad. Ello obedece a que los sistemas de información no ponen límites aquí, del mismo modo, la responsabilidad de que los servicios asuman relación concreta con sus usuarios, es prácticamente dentro de un contexto de consumo. Entonces la buena reputación que hay en juego, consiste en que la información se ubique como un potencial prioritario en la línea digital.

Influencia

Toda empresa así como usuario, pretende en el camino una reputación de alto alcance a través el tiempo. En lo macro, las grandes compañías tienen esto muy claro y convenientemente bien guiado. Lo que hace de las organizaciones y metodologías una fuente con alta sensibilidad a la hora de medir la efectividad con respecto a cómo responder profesionalmente un buen estado de negocio. Sin duda que esto en todos los niveles de negociación es un tema no menor, sin embargo, dentro de la productividad los cuidados para tal asunto son de índole mayor. Prioritario, si se quiere decir así.

Mercados

Asimilar correctamente los mercados como están y se están constituyendo hoy en día, es un plano totalmente renovador. Las ventajas que ello trae son muchas, y pensándolo bien, conforman lo que llamamos en definitiva la apreciada modernización. Lo que queda en cierta forma en el camino, son algunas definiciones que por lo demás, preparan mejor a los nuevos competidores, sea por capacidad de adaptación o lisa y llanamente, conformación y lógica cultural en el campo del consumo. Esto es un tema que suena muy atractivo pero al mismo tiempo, coloca en el eje correcto la homogeneidad de derecho y deber en la lógica del nuevo siglo.

Usuarios

La industria de las comunicaciones hace mucho que han despertado bastante curiosidad para nuevos retos tanto laborales, ocio y de toda clase de servicios. Lo que demuestra el gran beneficio que hay en cuanto a un buen entendimiento sobre tecnología y facilitación en la calidad de vida, entre otras cosas. Quizás un poco más de tiempo ya estemos hablando de cosas que antes requerían de relevante burocracia conseguir y que de momento ahora se reduzca a un solo gesto frente a la pantalla. Sin embargo, como participes de tal avance, esto figura hasta cierto nivel nuestras expectativas. No todo es virtual.

La nueva sintonía y comunicación, sin duda que ha transformado la vida en muchos aspectos, del todo mejorando hacia mayores proyecciones y cómo enfrentar las renovadoras formas de entenderse en el ámbito laboral, salud, educación, estilo de vida y transporte. La fijación hacia la tecnología como única respuesta, también tiene algo de cuidados, ya que en el sentido de las comodidades que se presenten en el día a día, digamos que la mayor competencia está en no dañar un asunto que si bien es de mayor alcance en el tiempo, finalmente siempre se deba al buen servicio.

 

Mauricio R. Gallardo
/WebDSign – @mgcconsultingcl

Relacionados: