• 12/junio/2013 •

Un alivio para la clase media

<b>Pablo Argandoña Medina</b><br>Ingeniero civil industrial y precandidato a Diputado

Pablo Argandoña Medina
Ingeniero civil industrial y precandidato a Diputado

Por años, las alzas que ha sufrido el precio internacional del petróleo han traído como consecuencia un aumento de los precios de los combustibles en nuestro país, lo que, por largo tiempo, ha sido un gran tema de debate.

Este impuesto es una carga para muchas familias y especialmente para quienes el vehículo es su herramienta de trabajo, por lo que nuestro proyecto de Gobierno de centro derecha presenta una propuesta que busca aliviar y racionalizar esta carga.

Debemos comenzar señalando que el impuesto a la gasolina es en parte necesario, pero no para todo el país ya que ayuda o se hace cargo del impacto negativo de la circulación de vehículos sobre el medio ambiente, la contaminación y la congestión, además permite al Fisco recaudar cerca de US$1.800 millones en bencina y US$2.300 millones en diésel al año.

Es de conocimiento que hay automovilistas cuya situación económica les permite asumir ese costo y que para otros la carga es muy pesada. Es por eso que descartamos una rebaja generalizada del impuesto a la gasolina ya que atenta contra la responsabilidad fiscal, por lo que nuestra propuesta es sustentable en lo económico y lo medioambiental.

Por lo que la actual estructura de impuestos a los combustibles no es acorde a la realidad del país, en los últimos años, los grados de polución y congestión han sido diferentes a lo largo de Chile. Este impuesto es una traba para quienes el vehículo es una herramienta de trabajo, nuestra propuesta se hace cargo de estas deficiencias.

En la actualidad, mientras transportistas que utilizan diésel tiene acceso a una devolución parcial, los taxistas, colectiveros y transportes escolares no cuentan con una fórmula estable que alivie el costo del impuesto, por lo que proponemos un alivio tributario permanente para quienes trabajan con sus vehículos y así aliviar sus costos de operación.

De esta manera estamos construyendo propuestas para que nuestro país siga avanzando con todos.

Pablo Argandoña Medina

Relacionados: