• 13/junio/2018 • Sociedad,Tecnología
A- A A+

Universo de Datos

Mauricio Gallardo Castro
Mauricio Gallardo C
Consultor y Capacitador
Brigham Young University / BYU
www.maurigallardoc.tk
@maurigallardoc

Puede que desde ya hace un tiempo, notemos algo inquietante en las sociedades, en el sentido de estar casi sobre expuestos (virtual y comercialmente hablando). Una forma de definir que, de momento, se está en presencia de un desborde de información que por mucho que se quiera evitar, ya es parte del “vecindario”. Esta alarma provocada por lo que podríamos decir, fenómeno de este siglo, invita a reflexionar con el propósito de salvaguardar la vida común, también quizás, identidad, o mayor aún, seguridad. Proporcionando nuevas demandas de calidad de vida (si se puede llamar de esa forma) y consciencia social, dentro de los alcances virtuales posibles y que caen en el contexto de una comunidad más desarrollada.

Ante ello, cambios en este rubro tecnológico habrán, pero ¿Cuál es la efectividad de las actuales herramientas para concretar esta interesante propuesta? Al parecer, no mucho, si además se propone a mediano plazo, nuevas tecnologías de información y que podrían al parecer, resolver una incógnita que por estos días dibuja la actualidad con habilidades y rapidez como nunca antes visto.

Se habla de estar en presencia de un problema respecto al conocimiento distinto “del otro”, aunque ello no suficiente para determinar la persona real. Dentro de este enjambre, se encuentran las redes sociales en todos sus laberintos de accesos: Juegos online, redes de trabajo, sociales y Mercado de Servicios en general. Todos involucrados en lo que hoy llamamos, la revolución tecnológica.

Más allá de lo que este fenómeno está creando en las “relaciones sociales”, puede que invite a asumir mayor control y deje más líneas de perfeccionamiento en este ámbito de soluciones con poco alcance en el tiempo. Se acude a cuantas ofertas posibles de protección hay en los medios principales de Internet y aplicaciones para smartphones, entre otros aparatos. Pero otro supuesto se instala, es decir, para todo se requiere de información clave llamada, perfil de usuario, la característica principal de acceso. Invitando, por cierto, a un mayor cuidado, si es que se quiere tomar enserio tales experiencias. Confirmando, entre otras cosas, una situación que puede ser de mucho interés para quienes desean vivir este nuevo siglo con más espacios de desarrollo.

Es posible que se escuche en algunas conversaciones: “no todo es internet”. Pero, si se habla con la medida justa de lo que este instrumento tentador está generando ¿Es posible ignorar la fuerza de este servicio? Les ayudo con la respuesta, imposible. La industria del entretenimiento, por un lado, está dando pasos agigantados, incluso, más exigentes de cómo saber convivir con tales funciones y al mismo tiempo, haciendo de este rubro un plan maestro para evitar un colapso en cuanto al temor sobre la exposición de datos personales y comerciales.

Por otro lado, la adaptación a esta enorme máquina de datos, sólo se ha basado en la confianza que se puede depositar de parte de los usuarios y no completamente como un acto contractual (real), ya que no existe remuneración alguna por el uso en la mayoría de ellos (Entendiendo que esto nace de la oportunidad de conocer otros planos y visiones culturales, sin moverse de la pantalla. Algo de remuneración tiene aquello, tomando en cuenta, además, si no existe alguna solicitud de servicio más específico dentro de sus títulos).

En cambio, al plantearse la pregunta si esto tiene objetivos claros de mejoramiento cultural o social, comienzan a plantearse más incógnitas (Por no decir, dudas)

Es en esta situación especial donde las nuevas organizaciones y agencias han despertado más interés en el rubro. Las grandes industrias tecnológicas, por ejemplo, ya están invirtiendo mayormente en un llamativo concepto, la Inteligencia Artificial. Ello invita, entre otras cosas, confeccionar una nueva lectura sobre los usuarios y datos a evaluar, más específica y menos general. Ya que lo anterior a este servicio revolucionario, por un lado, sólo se limita a un conteo en un parámetro algo medible a simple vista. Sin duda, esto da pie a lo que ya está instalándose en el diálogo más común sobre nuevas técnicas y que se acerca cada vez más a una merecida atención de parte de quienes invierten y potencian sus nuevos negocios.

Lo que se observa desde hoy, es que existirán mejores herramientas que ofrecerán lo que no se ha podido hacer hasta ahora, un análisis mucho más profundo del comportamiento de los datos ya registrados y temporalmente en uso, en todos los rubros y mayormente Bases de Datos más complejas, robustas y rigurosas. Comprometiendo una ansiedad por lograr nuevas visiones sobre el mismo grupo de información.

Es de esperar entonces que, pese a los enormes servicios, y quizás, acercamientos “culturales” que ofrecen estos monstruos tecnológicos, se vean aún en la incógnita de si ya está hecho todo. Por cierto que no, es decir, una cosa lleva a la otra, como en las sociedades que se construyen a medida que se toman decisiones. Lo mismo pasa con la información que ello genera, ya que, despierta mayores demandas de control y, por supuesto, hila más fino en lo que hoy se conoce como calidad de servicio.

En fin, digamos que con esta revolución – y ya que hablamos sinceramente de una sociedad más desarrollada. No nos referimos simplemente a una capacidad de acceso específica, más bien, de entenderse en un horizonte más confiable de adaptación, que por lo demás, se está transformando en una prioridad no solo para el mundo tecnológico, también político, económico y todos los servicios que requieran de una sólida y robusta expresión en esto que llamamos, universo de datos.


Mauricio Gallardo Castro
@maurigallardoc
#mgcconsultingcl

GD Star Rating
loading...

Relacionados:

Dinámica de Lectura

Dinámica de Lectura

Atreverse a los cambios tiene un atractivo difícil de rechazar, aunque ello se puede manejar mientras surge el periodo de adaptación. Además, un antídoto bastante propio de un escenario como (Más...)
19 Jun 2018
El otro Poder

El otro Poder

Quisiéramos que todo de alguna forma pueda ser controlado, hasta el más mínimo detalle. Pero en el camino notamos ciertas características que, en no menor grado, promueven una demandante capacidad (Más...)
06 Jun 2018
Flujo de Datos

Flujo de Datos

Cada vez notamos que estamos viviendo una nueva etapa en que al información no es solamente un requisito para alcanzar mejores estándares de pensamiento, más bien, una característica que nos (Más...)
28 May 2018
Largo Plazo

Largo Plazo

De un tiempo hasta ahora, queda tomar en cuenta que para ser objetivos, nada puede ser tan decidor como los intervalos en cualquier organización, y que a su vez, deje (Más...)
20 May 2018
Protagonismo

Protagonismo

La trastienda de los hechos públicos frente a una sociedad cada vez más informada, puede que tengan más sentido analizar. Se cree que ello necesita mucha más experiencia a lo (Más...)
11 May 2018
Tiempo al tiempo (Oposición)

Tiempo al tiempo (Oposición)

Hay inquietantes actos en el ámbito público que en rigor, marcan pautas que, de no ser por ellos, la debilidad de una ideología pasaría frente a nosotros sin ningún grado (Más...)
28 Mar 2018
Más que una  Empresa

Más que una Empresa

Nadie sospecha que en un mundo tan movible como el de hoy se puede ser un peón y de un momento a otro, un rey. Las jugadas están pensadas, pero (Más...)
19 Mar 2018
Razones hay muchas.

Razones hay muchas.

Las infaltables diferencias son de aquellas que por defecto no solo afectan el cotidiano convivir, más bien, el buen atributo de saber cómo realmente son las cosas a la hora (Más...)
13 Nov 2017