• 30/noviembre/2009 •

¿Y las presidenciales? ¡Estamos colgados!

<b>Loreto Ibañez Fontan</b><br>Licenciada en Ciencias de la Comunicación. Magíster en Persuasión, Propaganda y Manipulación de Masas. Ha trabajado en varios medios de prensa, principalmente en Televisión. Como discípula de importantes escritores de la talla de Pía Barros, Pablo Simonetti y Andrés Rojo, ha ganado varios concursos Literarios, en un género que ella misma define como "realista y pornosoft... la realidad oculta que cada uno de nosotros lleva dentro".

Loreto Ibañez Fontan
Licenciada en Ciencias de la Comunicación. Magíster en Persuasión, Propaganda y Manipulación de Masas. Ha trabajado en varios medios de prensa, principalmente en Televisión. Como discípula de importantes escritores de la talla de Pía Barros, Pablo Simonetti y Andrés Rojo, ha ganado varios concursos Literarios, en un género que ella misma define como "realista y pornosoft... la realidad oculta que cada uno de nosotros lleva dentro".

Y sí. Sigo bendita y absolutamente desconectada del mundo. Y es que en los lugares donde me encuentro de vacaciones, y cuyas coordenadas no pienso confesar para no ser fruto de ajenas interrupciones, no cuento con la menor conexión a tierra. Y no es que me encuentre en la estratósfera a causa de extrañas sustancias, pues tal como comentaba en mi artículo anterior, no pregunten cómo fui a parar en un velero y por ahora, voy recorriendo playas vírgenes del Altántico.

Sin embargo me confieso… es cierto que, para muchos, mis vacaciones podrían ser cosa de ensueños, pero poco más de una semana llevo a bordo del “Shenu” y ya comienzo a desesperarme… mi «french manicure» semanal, cambó el blanco de la puntita de las uñas, por un negro horroroso, fruto de la escasez de agua existente a bordo y la acumulación de residuos que no pretendo llamar «mugre» para no perder mi mítica y femenina «aseudo-elegancia». Del mismo modo, mi pelo, siempre liso -gracias a las artes de Michel, mi peluquero- se convirtió en una suerte de «cooper rastafari», más cercano al del pirata Sir Francis Drake, que al casero, pero no por eso menos «chic» tono 6.1 de X tintura especial a la que no pienso hacer publicidad.

Como verán, me he convertido en una especie de «Mowgly»… toda una salvaje (aunque quienes me conocen ya saben que no es necesario que aborde un velero, para que mi lado salvaje aflore en toda su extensión). Curiosamente digo que, a estas alturas me parezco a Mowgly», el niño que se cría con lobos, en el Libro de la Selva, pero si me vieran, constatarían que, por las mismas variantes y la falta de salón de belleza (saquen aquí sus propias conclusiones), más me parezco a la famosísima Mona Chita… claro que mi vanidad -como siempre imperdonable- me hace dejar claro que el tono de mi piel es realmente !en-vi-dia-ble!, tanto, que morirían si pudiera enviar fotos.

Sin embargo, para cualquier periodista, la desconexión total es imposible… casi de vida o muerte, y yo en lo personal, no nací para vivir AD ETERNUM fuera de la civilización.

Fue así, como el pasado sábado, en una remota isla -donde por suerte encontré un cyber café (que los «nativos» llaman «line house») entré en las versiones On Line, de los diarios nacionales y nuevamente, mi capacidad de asombro, descubrió que no todo está perdido… ¿Cuántos días faltan para las próximas elecciones presidenciales? NADA, realmente nada… y ¿saben cuál fue la noticia más sorprendente que pude encontrar? Pues créanlo, pues así de pobre y traviesas es que van las noticias de nuestro querido Chilito Ad Portas de magno acontecimiento, como la elección del próximo Presidente de la República…

EMOL

Sábado 28 de noviembre.-

OSORNO.- «Un accidentado aterrizaje tuvo hoy un funcionario del Ejército que se lanzó en paracaídas, en el marco de los entrenamientos regulares que realiza la institución en el sur del país. El hecho ocurrió cuando cerca de 60 efectivos realizaban sus ejercicios tradicionales en un predio agrícola ubicado cerca de Osorno, en la Décima Región.

El coronel Adolfo Roldán relató que el funcionario «antes de tocar tierra, quedó enganchado en un árbol a 25 metros aproximadamente».

Ante la situación, se activó un procedimiento de emergencia, con la ayuda de Bomberos, logrando rescatarlo una hora después».

Chilenos todos (!frase típica de Presidente de la República!), SIMPLEMENTE DECLARO QUE NO PUDE CREERLO… La noticia más interesante del penúltimo sábado previo a las elecciones era la que acabo de citar… no sé qué es lo que anda al revés en mi patria querida: tal vez a los comandos de cada candidato ya les bajó el relajo; quizás los medios de comunicación están en época de «veda informativa» o tal vez, somos los propios ciudadanos, quienes ya no queremos bombardeos de «politiqué-frivolité», quienes ya no estamos «ni ahí».

Mal que mal, a estas alturas, cada quien tiene su voto decidido, y si bien, yo sigo fiel a mi candidato favorito e imaginario «Mr. Walt Disney», poco y nada queda por hacer a tan poco trecho del día «D».

Como sea, no puedo despedirme sin confesar algunos «secretillos» de los candidatos (aunque sea un poquito, pero conozco a cada uno algo más allá de la vida pública que mantienen, por tanto hablo con conocimiento de causa), que probablemente, me cuesten más de algún trámite «extra» en Policía Internacional cuando decida regresar a Chile, sin embargo, hembra que nace hembra, muere bien hembra (aquí hubiese querido decir hembra que nace hembra, muere bien «conchuda», pero no quise darle más chance a Alan García y me autocensuré)… En fin.

Si el pobre militar paracaidísta quedó colgado a veinticinco metros de altura sobre un árbol y eso significó convertirse en noticia nacional… ¡afírmense ante mis declaraciones!

-Leí por ahí que mi adorado Sebastián Piñera sólo declara usar un reloj… se trata de un Citizen Promaster de buceo, sin embargo, yo me pregunto ¿qué pasa con un Omega Rojo de piloto con correa de cuero (que a mí me enloquece) y que en más de una oportunidad he visto en su muñeca? ¿será que sólo lo usa para ocasiones especiales?

-Jorge Arrate -mi ídolo por su época de hippie- me sorprendió cuando supe que no tenía auto (todo el resto de los «postulantes», maneja modelitos Todo terreno), pero así como me sorprendió por sumarse de MUTUO PROPIO a los usuarios de Metro y Transantiago, casi sufro una decepción «seudo-amorosa» cuando me enteré que también -al contrario de todo el resto, que toma vino tino de vinas emergentes «TO IN», Arrate es el único que se autodeclara fanático del Vodka Absolut (!Mi favorito!) cuando yo me lo imaginaba leyendo poesía en una noche de playa alzando copas de sensual vino rojo.

-Intenté guardar el secreto… ¡pero me declaro incompetente para ello!. Encontré declaraciones de Eduardo Frei, en las cuales asegura que lo mejor para él es invitar a Martita a cenar a los restoranes (todos chic) De Christopher Carpentier, Agua y C… !por eso tiene Lalito la nariz tan larga! (mentiroso mentiroso) Ya sé que mi ídola, Marta Larraechea, suele ser quien prepara las «delicatessen» con sus propias manos, y aunque ella no se queje, no la sacan a pasear ni para días de temblores.

-Y mi «chico maravilla», Marco Enríquez Ominami, (no quiero aquí ofender a nadie), pero tan hijo de revolucionario que se declara, guarda una colección de más de sesenta finísimas corbatas de seda e hilo… ¡asi es el «red set”!, aunque (pueden reírse a carcajadas a continuación) «para no perder el vínculo con las raíces japonesas de su padre putativo… (¡o van a creerlo!) su restorán favorito es el Ichiban de Vitacura….

En fin, si la mayor noticia que veo desde que partí de viaje y quise enterarme de la contingencia preeleccionaria, fue el enredo de un paracaidísta militar que pasó más de una hora colgado en un árbol a veinticinco metros de altura, claro está que nuestros candidatos están igualmente «colgados», pues opino que bien podrían entregar datos más interesantes para el electorado, y qué decir de mí, que también sigo «colgada», y el lógico, cuando fuera del país, intento obtener información para ver si cambio o no mi casi férreo voto por Walt Disney, y me da por votar por Gonzalo Calvente, candidato a la Presidencia de una de las mejores Repúblicas que he visitado durante mis últimas y locas vacaciones a bordo de un velero en el cual los motines ya son cosa diaria.

Desde un lejano y maravilloso lugar

Loreto Ibánez Fontan.

Publicado: 30/11/2009

Relacionados: